22 junio 2007

educación para la ciudadanía

El ala derecha de la jerarquía de la iglesia católica prepara su próxima cruzada. Será este otoño que quieren caliente. Será, dicen, por la asignatura de educación para la ciudadanía. A continuación, lo que pienso resumido en dos frases:

1-. Prefiero que estos obispos estén en la calle a que estén –como estaban- en los despachos de los Ministerios.

2-. Lo que está en juego en nuestras aulas es imponer lo que dice Rouco Varela o permitir la posibilidad de enseñar lo que dice nuestra Constitución.

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger Diego Cruz said...

Estos macarras de la moral, están un poco pesaditos. ¡Qué anacronismo más patético!

2:31 p. m.  
Blogger Milagrosa Carrero Sánchez said...

Hay que pararle los pies al sector fascista de la iglesia, es decir cortar el chorro financiero mientras insistan en boicotear al Gobierno y en oponerse al cumplimiento de las leyes democráticas.

11:23 p. m.  
Blogger Arbillas said...

Ya tubimos la historia de la clase de religión en las aulas, yo personalmente creo que el que quiera tener clase de religión se acerque a su templo o parroquia y se apunte a las catequesis.

Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.

La escuela siendo como debe ser un sector en el que se trata de educar, necesita la asignatura de Educación para la Ciudadania.

Estoy de auerdo que esta eduación tambien se debe dar en casa, pero pensemos en esas familias que conocemos en las que no se puede por mil razones (malos tratos, exceso de trabajo, etc) los niños crecen en casa en un ambiente donde no pueden recibir ese tipo de educacion y se encontraran toda la vida marginados y sin la educación en igualdad y en derechos.

La iglesia que se meta en sus cosas, y la educación que se la dejen a quien sabe impartirla.

Las leyes las ponen personas a las que hemos elegido el pueblo, a la iglesia nos la imponen.

Por lo tanto, me quedo con lo que los ciudadanos deciden y el resultado de la gestion de este gobierno y la palicación de ls leyes que deciden.

9:30 a. m.  
Blogger Towanda said...

Me he educado en colegios católicos. Cometí la ingenuidad de matricular a mi hija en un colegio católico y he sido durante 3 años miembro directivo del APA del colegio Sagrados Corazones de Madrid, años durante los cuales tuve ocasión de ver en funcionamiento la maquinaria burocrática y mafiosa de esta "empresa tan eficaz que lleva 2 siglos de historia". Hablo, por tanto, con el suficiente conocimiento de causa como para decirlo: La iglesia católica es una secta, que reproduce su poder social a través del control de la educación y la familia. He aquí algunas demostraciones de cómo educan estos guardianes de la esencias de la moral.
El Colegio Sagrados Corazones despidió a dos profesores veteranos sin explicación ninguna, amenazando a aquellos otros que se solidarizaran con ellos. La situación provocó escenas que muchos padres las hemos visto más curtidos, en empresas capitalistas. A estos niños les tocó verlas en el colegio: llanto de los profesores en clase ante el miedo a perder su puesto de trabajo, acusaciones veladas de actos deshonestos cometidos por los profesores expulsados (reculando luego puesto que ninguna prueba tenían)... Alumnos y padres se unieron pidiendo una explicación, en manifestaciones que llegaron hasta sus mandamases. Vino el director de esta orden, subvencionada con fondos públicos como toda la iglesia católica, y esto fue lo que dijo en reunión multitudinaria: que el colegio era una empresa privada y no tenía porqué dar ninguna explicación de sus actos; al que no le interesara, que cambiara a sus hijos de colegio. Como el Corte Inglés, vamos. Sólo que subvencionada por el Estado. Estos son los individuos que quieren mantener la exclusiva de impartir moral en los colegios.
Subvencionados con los impuestos, se libran de los alumnos menos dotados por el sencillo procedimiento de "si lo saca del colegio, le aprobamos el curso", para luego poder pavonearse de la media de sus alumnos en Selectividad. Los curas manipulan a sus alumnos más brillantes académicamente para hacer "grupos" de elegidos, y conseguir en todos los cursos una "elite" a la que hacen creer superiores a los demás; tanto como para despreciar a su propia familia si ésta no les parece afín, como ocurrió con mi hija. ¿No es éste el comportamiento de una secta?
Después de muchos años votando a Izquierda Unida, acabo de dar mi voto al PSOE, alentada por algunas medidas progresistas del primer gobierno de Zapatero que me abrieron la esperanza de su sinceridad cuando dijo la noche de las elecciones que el poder no le iba a cambiar (a otros políticos socialistas les cambió; pero no quiero remover heridas).
Seguiré votando al PSOE mientras intente poner freno al poder fáctico de la iglesia católica. Quiero, por fín, una sociedad laica, en la que la Iglesia no se arrogue la exclusiva de las palabras "moral" y "familia". Que la asignatura Educación para la Ciudadanía sirva, al fín, para eso.
Apoyaré cualquier medida en esta dirección, y si además de mi voto hay manera de asociarse en este sentido, ofrezco toda mi energía
Towanda

1:14 p. m.  
Blogger "CHACONA" said...

Porque la iglesia no siga pretendiendo monopolizar el poder. Pablo, a ver si coincidimos en algún curso de verano este año. Veré a Carlos y a unos cuantos más del partido. MI blog es www.rinconideas.blogspot.com/ Un cordial saludo

5:44 p. m.  
Blogger yurgen said...

Ante todo no se muy bien que quiere enseñar la asignatura Educación para la ciudadanía. El índice me parece lógico pero no he podido encontrar el desglose por lo que prefiero esperar a leerlo para opinar. Por otra parte hay ciertos comentarios sobre los que si quiero opinar:
Primero: El señor Rouco varela no enseña en ningún colegio y lo que enseña es una doctrina que nadie oculta y que, como asignatura, no es obligatoria ni esta evaluada.
Segundo:El que quiera religión que la busque en las iglesias, sinagogas, mezquitas... ¿Al cesar lo que es del cesar? Pues el que quiera que sus hijos aprendan ciudadanía o su concepto que pregunte a los especialistas y no a profesores sin formación objetiva de esta materia.
La escuela sirve para aprender y acumular conocimientos, los conocimientos que se pretenden enseñar en esta asignatura (segun su índice) ya deberían estar adquiridos a los 4 años que es cuando se entra a la escuela.
Y por último: Según la constitución española los padres son los responsables de la educación cívica y moral de sus hijos, y el derecho a objección de conciencia existe y no sólo para el servicio militar.
Por cierto les recuerdo que, según el úndice de esta materia, y es algo que ustedes deberían aprender, respeto a la opinión de los demás es básico para una democracia.

3:04 a. m.  
Blogger Antonio said...

Hola a todos.
me siento muy ofendido con la actitud de los obispos al respecto de la asignatura "educación para la ciudadanía". Soy católico y firmemente convencido de que a nadie se le debe imponer una forma de pensar ni mucho menos de creer. Considero que la religión debe impartirse en centros católicos por ser el caracter propio de los mismos (y desde las parroquias e instituciones similares, por supuesto), pero que en ningún caso debe ser impuesta a nadie y no concibo el peligro que plantean los obispos sobre la citada asingatura de educación para la ciudadania. la religión cristiana es tremendamente humana, en la humanidad de Dios se basa gran parte del credo, por lo que fomentar asignaturas en las que se enseñen valores humanos, éticos, sociales, independientemente de que se hable o no de Dios (aqui cada cual es libre de tener su postura ante la religión) es algo necesario. y, aunque me duele profundamente negar la razón a los obispos, es un error criticar la asignatura de educación para la ciudadania. El consuelo lo tengo en que el consorcio de centros educativos católicos también manifiestan una postura similiar a la mia, como muchos otros católicos despiertos, y se han mostrado favorables a la asignatura de educación para la ciudadania.

Espero que algún día la Iglesia dejemos de hacer el ridiculo en estas cuestiones y aceptemos nuestro papel en la sociedad al servicio de los demás en nombre de Dios y por sentirnos hermanos de todos. Les ruego nos entiendan, todavía hay gente en la Iglesia que vive anclada en otra época que por suerte para todos ya pasó, y pido a todos los católicos que me lean que
se esfuercen en lo posible por hacer de nuestra Iglesia un servicio útil a Dios y los demás y no un estorbo anacrónico.

1:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home