11 julio 2007

lecciones de moralidad

1-. El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, se pronunció hoy sobre el nombramiento del nuevo ministro de Sanidad, Bernart Soria [...] “El señor ministro ha creado expectativas infundadas e inmorales. Una ciencia sin conciencia no es ciencia, es un peligro para la sociedad”
2-. El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia que condenó al Arzobispado de Madrid, [...]como responsable civil subsidiario en el caso del cura pederasta del barrio madrileño de Aluche. La sentencia [...] Afirma que el Arzobispado debía haber vigilado el comportamiento del cura que cometió los abusos sexuales contra un niño en la sede de la vicaría.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger ricardo said...

En cuanto al primer punto sobre el pronunciamiento del Secretario General de la Conferencia Episcopal, que decir, en la misma línea, hablando siempre desde lo negativo (infundado, inmoral) y alarmista (peligroso para la sociedad), haciendo juegos de palabras absurdos (ciencia sin conciencia) seguro que insuflados por un espíritú más soberbio que santo, en fin manejando esa dialéctica de la prevención y el miedo, que tan buen resultado les ha dado en la historia de los tiempos.
Está claro que sobre moralidad con mayúsculas, abierta, gigante, la que tiene como objetivo cubrir y defender al débil, abrir la puerta y mostrar nuestros propios errores, de esa MORALIDAD, necesita aprender mucho la jerarquia católica. Sin más. Lo laico tiene su ámbito y lo religioso el suyo. Puede que en mantenerlo separado consista el construir en el respeto.
Un saludo

12:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home