17 octubre 2007

los caminos del cambio


No se recuerda en la historia reciente de Norteamérica unas primarias del Partido Demócrata que hayan generado tanto interés como estas. Los dos principales candidatos, Hillary Clinton y Barack Obama, están siendo capaces de llevar a cabo muy buenas campañas.

Tradicionalmente, los medios de comunicación y los equipos de los candidatos han contado con dos indicadores básicos para analizar su evolución: las encuestas y el dinero recabado por la donaciones de la ciudadanía. El Huffington Post ha añadido otros dos: un índice de posibilidades de victoria elborado en función de las casas de apuestas, y una comparativa del respaldo en la red a los candidatos. A la luz de esas cifras puede concluirse que Hillary es capaz de generar más credibilidad, mientras que Obama provoca más ilusión, más esperanza.

Hillary no me disgusta, Obama me entusiasma.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Marco Ferrara Ferrero said...

Interesante. Y comparto tu apreciación final.

10:22 a. m.  
Blogger arturo said...

Los Estados Unidos llevan mucho tiempo queriendo hacer algo en favor de la sociedad media y pobre.
Aquello de pais soñado creo que hay que olvidarlo.
No podemos hablar de "pais soñado" cuando en su sociedad nos encontramos con muchos pobres, y los ciudadanos no tienen seguridad alguna ya que no hay coberturas sociales.
Dicho de otra forma, para poder pagar una operaciòn de apendicitis tenemos que vender el apartamen- to.
No creo que Obama gane las elecciones,por el contrario si tiene muchas posibilidades de ganarla Hillary Clinton.Acondicionada por la fuerza del gran capital es decir del mundo financiero,que es el que mueve los hilos en los Estados Unidos.
Y si es asì Hillary Clinton intentarà darle una cobertura medica nacional a todos los ciudadanos de America.Esperemos que pueda poner "una primera piedra en el desierto" de California.

Arturo/ El pensador

8:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home