22 septiembre 2009

de la emoción al comportamiento

El tejido emocional de una organización tan amplia como el Partido Socialista se define por su complejidad. Con todo, la diversidad territorial y generacional, la pluralidad de orígenes sociales y de perspectivas ideológicas, se canaliza invariablmente a través de unas, pocas, fibras centrales.

Su alteración no promueve una reacción automática y breve, no se limita a un movimiento reflejo y fugaz, sino que alcanza a activar emociones de largo recorrido que desencadenan patrones de comportamiento continuados, sostenidos en el tiempo.

En las organizaciones, como en los seres humanos, el nexo entre la emoción y el patrón de comportamiento es el relato. Precisamente es eso, un relato lo que comienza ahora a tomar forma.


Imagen del post: "Literalmente"
Posteado mientras escuchaba "Feeling good", by The quantic soul orchestra Feat. Alice Rusell.

1 Comments:

Blogger Enrique Castro said...

Y que lo digas...pero el relato no se está formando en el Partido Socialista...(por lo menos aquel que creía conocer y hoy desconozco)

Un abrazo.

2:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home