14 septiembre 2009

la proporción

El furor con el que la derecha está atacando a Leire es proporcional al miedo que la tienen. Para identificar las raíces de ese temor no se necesita ni terapia ni diván, no hacen falta decenas de sesiones tirando del hilo hasta encontrar el nudo; basta con observar el trayecto que venimos recorriendo quienes nacimos con la democracia.

Con Leire y compañía, la izquierda comparte lo que más le falta a la derecha, se visibiliza el empuje de toda una generación bien formada que es capaz de movilizarse en las calles, impulsar nuevas ideas en las organizaciones y administrar con rigor el cambio desde el Gobierno.

Conviene por lo tanto no arrugarse. Al fín y al cabo, no nos encontramos ante un conflicto ideológico sino ante un enfrentamiento generacional. Para ellos es una cuestión de poder, de supervivencia. Para nosotras y nosotros, una etapa más. Es verdad que el tiempo juega de nuestra parte, pero más lo hacen la constancia y las ideas.

Imagen del post "S-c-r-e-e-n-s-a-v-e-r"
Escrito mientras escuchaba "Lady" de Modjo

3 Comments:

Blogger carmen said...

Ole...!!

7:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sinceramente esperaba algo más que lo de derecha e izquierda. Esto pertenece al siglo pasado. El PSOE se empeña en escenificar ese antagonismo y parece que bien no sabe digerir las críticas, bien carece de argumentos concretos. Defensa fácil: derecha= malos; izquierda= buenos. ¿Alguién duda que nadie es bueno ni malo del todo?. Su obsesión por el maniqueísmo empieza a ser patológica. Eso sí:les da buenos resultados electorales.Pero es absolutamente cutre desde el punto de vista intelectual.
Por otra parte, espero que dejen ya lo de "progresista", un adjetivo que se apropia sistemáticamente - otra vez - el Partido Socialista. Miren Uds: todos progresamos: unos en una dirección y otros en otra. Para unos las centrales nucleares es un progreso y para otros el progreso es no recurrir a ellas. Los dos son caminos y formas distintas de progresar. Por favor: utilicen argumentos y no etiquetas. Personalmente y con perdón, la altura intelectual de la Sra Pajín me parece bastante pobre (para el puesto que ocupa). Si su mérito mayor es la crispación que genera en la derecha (¡ya estamos!)apaga y vámonos. Mejoremos entre todos y hagamos de la política algo mas atactivo.

1:35 a. m.  
Blogger Raúl Santiago García López said...

Pablo, nunca podria haberlo descrito en palabras, tan acertadamente como lo haces tu. Comparto y defiendo tu reflexión, sin arrugarme, tal como se que lo haces tu.

un abrazo

4:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home