09 noviembre 2010

vulnerable


Ocurrió hace unos días, la bolsa de Nueva York volvió a alcanzar los niveles previos a la caída de Lehman Brothers.

Recuerdo aquella fecha. No fueron pocos quienes hablaban de un antes y un después, prácticamente, un cambio de era.

El neoliberalismo ha muerto. Proclamaban.

Internacionalmente, su fracaso forzará que se den pasos hacia el multilateralismo, que se creen nuevos y más fuertes mecanismos de control a los movimientos financieros, que se acaben los paraísos fiscales. Estatalmente, viviremos el auge del keynesianismo 2punto0.

Nada de eso ha ocurrido.

La vulnerabilidad se ha mundializad0.

Da la sensación de que ya ninguna economía quedará fuera de la ruleta del casino global. Ni siquiera las cuentas de los países más desarrollados. Nuestras naciones, las metrópolis, han tenido que llevar a cabo grandes ajustes.

En la diferencia entre los tipos de ajustes de unos y otros puede medirse la distancia entre la derecha y la izquierda. En Inglaterra las medidas se han dirigido a la estructura, en España a la coyuntura. Esa es la clave.

Aquí se congela el salario de los trabajadores públicos temporalmente. Allí medio millón de policias, jueces, profesores, médicos y trabajadores sociales irán a la calle. No son los únicos golpeados, detrás de ellos están los usuarios de los servicios públicos.

1 Comments:

Blogger escupiendolibertad said...

Esperemos conservar nuestros pequeños empleos.

12:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home