29 noviembre 2011

en la senda II


"No se había producido ninguna pausa entre la irrupción de la pena y el comienzo de la angustia [...] en medio de su desazón por ser un hijo de Adán y, por tanto, víctima de una mente que ni siquiera obedecía a sus propias órdenes, se fue gestando una tristeza que remataría sus pensamientos de una forma en la que nunca, en ninguno de sus anteriores encuentros con la melancolía, había alcanzado el climax".


Palabras de Beckett en "Sueño con mujeres que ni fu ni fa"

1 Comments:

Blogger IM said...

Que hermosas fotografías, me encantan..saludos.
Ingrid

8:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home