14 febrero 2012

salvo emoción y humildad



"Ya que podía observar, le parecía bien observar y callar con los ojos cansados pero abiertos hacia la profunda oscuridad.

Y si se tiene que enfocar la mirada y mantenerse vigilante durante horas y días, incluso años, es lo mejor que puede hacerse, con la esperanza de que se repita un momento mágico, imprevisto, uno de esos momentos en que la oscuridad brilla durante un segundo y entonces viene un centelleo, un fulgor rápido que no podemos permitirnos perder ni retener distraídamente, porque tal vez nos señala que no tenemos nada, salvo emoción y humildad".

Palabras de Amos Oz en "Conocer a una mujer"



2 Comments:

Blogger Rosa Mª Calzado Naranjo said...

Precioso texto, acompañado de un tema envolvente y delicioso. Me encanta.
Gracias.

10:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

http://itslovelyunknown.blogspot.com/

7:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home