08 abril 2013

Lucy Gayheart - Willa Cather

Han pasado algunos meses desde que terminé una novela en la que volví a pensar esta mañana: "Lucy Gayheart" de Willa Cather. De esas que se leen del tirón en el sofá, durante una noche. Escrita en tres partes tremendamente pulidas, con ese lenguaje desprovisto de cualquier adorno que tan bien vale para adentrarnos en las aguas turbulentas del alma humana y no perder la visión.

Los pasos previos de un recuerdo, el modo en que toma forma y la manera en que te agarra para siempre y no te suelta; de eso va esta historia: de cómo las personas vamos pasando por los años tratando de reconciliarnos con aquella vez en la que decepcionamos a alguien y además a nosotros mismos; de cómo los muchos años pueden disolver el remordimiento y mantener inalterable en la memoria lo que fue belleza y fue verdad.

"En los pueblos, las vidas de las personas discurren muy cerca las unas de las otras; los odios y los amores palpitan sueltos, casi tocándose las alas. En la misma acera por la que pasa todo el mundo, si es que uno ha llegado a marcharse alguna vez, es inevitable pasar un día a muy pocos centímetros del hombre que te engañó y te traicionó o de la mujer a la que deseas más que anda en el mundo. Su falda pasa a tu lado. Das los buenos días y sigues de largo. Es imposible no rozarse. En el resto del mundo las posibilidades de huir no son tan escasas".

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

9:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home