21 junio 2007

en navarra, sin miedo

Me llama la atención el ruido que se ha generado en torno al futuro Gobierno de Navarra. No es casual. Las dificultades para pactar en esa Comunidad Autónoma no serán menores que las de Baleares, y el resultado final no contrastará más con el deseo de la mayoría ciudadana de lo que ha ocurrido en Canarias. Sin embargo, la derecha política y mediática ha decidido situar este asunto en primera línea de escena porque, de ese modo, podrá mantener su discurso cañí con vistas a las próximas elecciones.

No creo en el nacionalismo, en ningún tipo de nacionalismo. Creo que sus pilares ideológicos están acartonados, y estoy convencido de que ni sus prácticas, ni sus propuestas, ofrecen respuestas adecuadas a los retos que afrontan las sociedades de nuestro tiempo. Sociedades diversas en las que el número de ciudadanos que se consideran sólo españoles, sólo navarros, o igual de navarros que de españoles, son comparables.

Creo en la democracia, en una democracia fuerte que incentiva el diálogo entre los ciudadanos y también entre sus representantes. Por eso nunca creo que el resultado dictado por las urnas pueda llegar a suponer un problema. Por eso siempre detesto a quienes recurren al miedo, a quienes fueron derrotados electoralmente y siguen pretendiendo todavía imponer en lugar de negociar.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Butzer said...

Yo tampoco creo en el nacionalismo, en ideologías que cambian el pasado a su gusto y para hacer de él un instrumento. No creo en idologías que buscan en el enfrentamiento, adoctrinando con el odio a lo diferente en colegios e institutos.
También creo en la democracia como el mejor sistema. Pero en este caso doy la razón, a los que no supieron perder las elecciones generales. Porque primero, el señor Puras no me inspira confianza cuando falta a su palabra diciendo antes de las elecciones que si no estaba entre los dos primeros no se presentaría a presidente y ahora hace todo lo contrario. Y segundo el cambio se ha producido por la Ley Electoral, no por la cantidad de votos, ya qu e los que han subido han sido Na-Bai por su voto unificado. UPN a bajado en 1 diputado y el PSN en diputados y votos. Por lo que ahora no me quieran vender que PSN es el abanderado del cambio cuando los Navarros le han relegado al tercer lugar.

5:14 p. m.  
Blogger Pablo Pombo said...

Está bien que coincidamos en los valores, es un excelente primer paso. Falta un segundo: asumir que las ciudadanas y ciudadanos navarras han expresado con su voto el deseo de que las cosas cambien.

11:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home