02 septiembre 2007

tempranamente



Probablemente acabe siendo así, ni pareja, ni padres. Tu hija, tu hijo, quien mejor te conozca. No lo se, es temprano. Pero habra quien llegue cuando tus expectativas sigan siendo mas que las decepciones, y mas el deseo que las penas, y mas el futuro que las perdidas. Yo no se. Pero habra quien comience a crecer admirandote, quien madure descubriendo tus debilidades. Hasta que llegue el terrible momento en que te acaricie como si el hijo fueses tu y piense que perteneces al pasado, que eres el producto de otro tiempo. Con ternura sera capaz de identificar mejor que tu algunos errores que tomaste en el camino, y también muchos aciertos, casi todos. Al mirarte, reconocera tu bondad, tu generosidad, todas las renuncias que olvidaste. Y en esa caricia habra amor y culpabilidad. La espantosa soledad que te deja quien sabe que envenjeces, y que su vida sigue.

Se me acabo el te, voy pa Inglaterra.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Daniel said...

Hola Pablo, te escribo desde Montevideo, Uruguay.
Disculpa que utilice este espacio pero no supe cómo hacerte llegar este pedido.
He leido que podrias hacer llegar a quien le interese un libro de George Lakoff, "No pienses en un elefante". De ser posible te agradezco me digas como puedo acceder a el.
Un abrazo
Daniel

4:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home