02 mayo 2008

fue la política quien abandonó a Zaplana

Roma no paga traidores, pero Génova si. Y nada mal, por cierto. Eso pensaba el otro día viendo como se marchaba Zaplana. La noticia me llegó mientras escuchaba música y comenzaban las noticias en mi televisión sin volumen. Titular: “Zaplana abandona la política”. Respuesta mental: “mucho después de que la política abandonase a Zaplana”.

Pocos representantes políticos en la historia de nuestra democracia han recurrido a la mentira, al insulto y al juego sucio como él, muy pocos. Pocos con más soberbia y menos pudor. Pocos con tanta continuidad. Como Rajoy, como Aznar y Acebes, Zaplana pertenece a una especie de estirpe que repudio, que agita mi rebeldía ante esa concentración de tanto clasismo, tanto machismo y tanta chulería. Por eso, porque creo que el hacer proviene del ser, considero también que su forma de hacer política no sólo ha perjudicado a nuestro país, sino que también ha sido muy dañina para su propia formación, para un Partido Popular que se encuentra en un momento verdaderamente delicado.

Comentaba El País que una treintena de diputados del Partido Popular ofreció sus servicios a Zaplana para que este se enfrentase a Rajoy pocas horas antes de que fuese destinado a empresas mayores. No me parece sorprendente que exista un sector en ese Grupo Parlamentario harto de su dirección, -basta con ver los resultados electorales que ha venido cosechando la derecha durante los últimos años-, pero si que me llama la atención que ese sector vea en Zaplana, precisamente en Zaplana, una posible tabla de salvación. Posibilidades: o intuyen lo que Rajoy prepara, o desconocen la realidad, o las dos opciones anteriores son correctas.

Fotograma de "Sunrise, a song for two humans" de Murneau.
Escrito mientras escuchaba "No roots" de Faithless

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger M.G said...

Gracias Telefónica!

El Sr.Zaplana como "político" provocador, como agitador de las masas más fanáticas de su partido ha representado un buen papel e imagino que muchos llorarán su despedida pues se encuentran cada vez más huérfanos de esa estirpe de líderes Peperos, aunque a mi pesar tienen mucha cantera,que no se preocupen.

Verán pasar los años en la oposición,pues tanto la política como la sociedad en general ABANDONAN y se alejan de estos personajes.

Zaplana ha engordado su curriculum y ha firmado el contrato soñado, sin duda ha sido hábil e inteligente.

11:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home