19 mayo 2009

abalorio

Modificamos nuestro pasado, somos así. Sin pretenderlo, los seres humanos vamos alterando nuestra memoría para que encaje con el presente. Para que nuestro trayecto guarde un sentido, necesitamos contarnos que hay coherencia en el recorrido.

En la escritura de nuestro relato íntimo, tan íntimo que ni es consciente, nos vemos forzados a apartar el carácter fragmentario de nuestra propia vida. También el azar.

Vivir con el espíritu del artesano, como tratando de elaborar recuerdos, ayuda. Alivia. Pero no basta.

Tarde o temprano lo absurdo golpea en nuestra puerta. Sonido seco. El cansancio. El miedo. La ansiedad. La incertidumbre.

La serenidad. Asumir con una sonrisa que todo es transitorio. Cuando las cosas vienen mal dadas o cuando todo va bien, como ahora. Sentirse intacto, como en el claro de un bosque, y esperar a que llegue el cambio. Pero disfrutar, como a cámara lenta, disfrutar...

Fotogrma del post: "In the mood for love"
Escrito mientras escuchaba "Wonderwall" de Cat Power

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola, vives en zaragoza,¿verdad?, saludos.

9:45 a. m.  
Blogger Libertad said...

Espero no haya pasado nada grave en tu vida personal, pero ¿donde esta el siguiente post?.
Será por estudios o por las Europeas? jajajajaja.
Tu escritura me parece perfecta y a la vez fascinante.

Suerte, saludos

8:29 p. m.  
Blogger Pablo Pombo said...

hola, vivo en madrid. gracias libertad por tus palabras, pronto volveré a escribir (espero)

2:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home