28 abril 2009

la palabra, punto de encuentro 1

Aquella tarde, coincidimos para charlar sobre mensajes políticos de éxito. ¿El título de mi exposición? "La palabra punto de encuentro". ¿El punto de partida? Una primera diapositiva, un primer mensaje: el discurso político es un género literario. Junto a esa frase la imagen de la portada en "El aurora". El caso Dreyfus, el texto de Zola, un "protopost". Era la introducción.

En la segunda diapositiva, podía leerse "cuatro puntos de encuentro infalibles entre todos los géneros literarios", fue la manera de dar entrada a una pequeña serie de reflexiones sobre las relaciones entre escritura y libertad (acompañada por una frase de Amos OZ que puede encontrase en "Una historia de amor y oscuridad"), entre literatura y honestidad (junto a uno de los versos más conocidos de Borges), entre la precisión y el lenguaje (con un haiku de Benedetti), y entre la búsqueda y la creación que siempre se desarrolla en el infinito espacio de las metáforas (capítulo siete de Rayuela).

Hacia la conclusión de ese primer bloque convergen dos ideas: el modo único, en que cada una y cada uno se relaciona al escribir con la libertad, la honestidad, la precisión y la búsqueda conforma el estilo personal; y, como dijo, Coco Chanel, "eres imprescindible en la medida en que eres diferente". Cultiva la autenticidad, la origninalidad.

Pronto más...


Imagen del post: "El club de los poetas muertos"
Escrito mientras escuchaba "Just a boy" de Angus y Julia Stone

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Viramundeando said...

Tengo la sensación de que me va a gustar esta serie de post. Espero ansiosa el siguiente...

10:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home